Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘L’Orxa’

Otra buena noticia relacionada con el patrimonio industrial de la comarca de L’Alcoià (en Información):

Proyecto singular en L’Orxa. El Ayuntamiento de L’Orxa ha puesto en marcha un proyecto que persigue la transformación de la antigua papelera Raduán en museo y centro de investigación de las energías renovables, en el marco de un polígono industrial destinado a empresas que cumplan estrictos requisitos medioambientales.

MIGUEL VILAPLANA Como si de un ave fénix se tratara, L’Orxa aprovechará la antigua fábrica papelera Raduán para resurgir a nivel industrial. La que fuera principal fuente de empleo e ingresos para los habitantes de este municipio de El Comtat, se convertirá ahora en el punto neurálgico de un interesante proyecto que se espera pueda potenciar la actividad económica de la población.
El Ayuntamiento, con el apoyo del Ministerio de Industria y el Consell, está a punto de poner en marcha un parque empresarial en los terrenos que en su momento fueron ocupados por la factoría papelera, en lo que se configura como un proyecto pionero que aúna la innovación empresarial y el fomento de las actividades industriales, con el uso y divulgación de las energía renovables, la sostenibilidad y la conservación de elementos patrimoniales y paisajísticos de gran valor. Todo ello en un contexto de ruralidad, constituyendo un ejemplo paradigmático para los pequeños municipios que buscan nuevas alternativas para el desarrollo social y económico, sin menoscabo de su patrimonio e identidad.
Así lo señalaba el alcalde, Guillermo Moratal, quien añadía que la primera fase, presupuestada en 1,2 millones de euros, ya ha concluido con la construcción de un polígono de 10.000 metros cuadrados en el que se ubicarán empresas que empleen energías renovables y cumplan las más estrictas normas medioambientales a nivel de tratamiento de aguas, construcción y reciclaje de los residuos. El Ministerio de Industria ha aportado el 85% de los fondos y el Sepiva el 15%.
Moratal explicó que se trata de un proyecto de ecología industrial que incorpora los patrones cíclicos de los ecosistemas naturales. “Los complejos de producción -señala- estarán interconectados para que los subproductos y excedentes de unos sirvan de materia prima y de fuente de energía para otros. Este hecho imprime al parque empresarial un carácter innovador y ecológico, que se refuerza por un diseño de naves basado en la arquitectura sostenible”.
El parque empresarial en cuestión ha quedado ubicado en las parcelas resultantes de la demolición de las naves de menor valor arquitectónico de la papelera. Los terrenos ya han salido a licitación, por lo que las empresas interesadas ya pueden optar a las mismas. Según explicó Moratal, se confía en que haya suficiente demanda para ocupar las parcelas, por lo que el Ayuntamiento ya trabaja en otro proyecto consistente en la ampliación del polígono de Les Deveses.
Paralelamente se está procediendo a la construcción de un centro de interpretación de las energías renovables, que servirá de información a los visitantes y de oficinas a las empresas. La inversión en este sentido asciende a los 100.000 euros, procedentes del programa Ruralter Leader.
La segunda fase, en este caso financiada con fondos europeos y autonómicos del mismo programa, prevé el acondicionamiento y recuperación de la histórica nave de la fábrica Raduán, que se ha respetado, como centro de investigación y demostración de energías renovables y museo de la memoria industrial de la comarca. Para ello se ha firmado un convenio con el Campus de Alcoy de la Universidad Politécnica de Valencia, y se aprovecharán las infraestructuras industriales que se han conservado, como los depósitos de pasta de papel o el salto de agua que generaba energía eléctrica para la fábrica.

Una firma que daba empleo a 200 personas
La empresa Raduán era la principal fuente económica de L’Orxa, hasta el punto que en su momento llegó a generar más de 200 empleos, entre los 170 que estaban en la propia fábrica y los talleres que trabajaban para ella.
La firma entró poco a poco en declive, hasta que en 2000 cerró sus puertas y dejó sin trabajo a la mitad de los habitantes del municipio, provocando un proceso de desertización económica. El alcalde, Guillermo Moratal, recuerda que “L’Orxa llegó a tener más de mil habitantes, y en la actualidad estamos en 750. El cierre de Raduán fue un durísimo golpe para el municipio”.
De ahí el carácter ejemplar del proyecto del parque empresarial, el museo y el centro de investigación y renovación de las energías renovables, y su percepción como revulsivo contra la crisis.
Moratal resaltó que, aparte de los empleos que puedan generar las empresas que allí se ubiquen, “el museo y el centro de investigación conecta con los elementos patrimoniales y paisajísticos de la zona y le confiere a su vez un papel didáctico, turístico y divulgativo”.

Anuncios

Read Full Post »