Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Cercle Obert’

Cercle Obert ens informa el 27 de maig:
foto

La Ceramo y las alquerías de Benicalap siguen en el olvido

Cercle Obert de Benicalap exige al Congreso de los Diputados, Cortes Valencianas y Síndic de Greuges su intervención para evitar la desaparición de la antigua fábrica de tejas y mayólicas la Ceramo. 

La Subdirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales – Subdirección General de Museos Estatales del Ministerio de Cultura, después de efectuar una visita a la antigua fábrica de tejas y mayólicas la Ceramo el 9 de junio de 2009, con el asesoramiento del director del Museo Nacional de Cerámica, tuvo a bien emitir una propuesta de adquisición del edificio fabril ubicado en Benicalap. El citado bien debería destinarse para sede complementaría del referido Museo Nacional de Cerámica y de las Artes Suntuarias “González Martí” de Valencia.

 

En noviembre del 2008 también apareció una noticia en el diario LEVANTE-EMV, donde se indica el interés del Ministerio de Cultura en iniciar los tramites oportunos para activar la adquisición de la antigua y conocida fábrica de tejas y mayólicas la Ceramo de Benicalap, con objeto de rehabilitarla y destinarla a “albergar toda la colección de maquinaría con la que recrear la historia de la fabricación de la cerámica en un área geográfica que fue pionera en muchas de sus técnicas. Pero también serviría el conocido monumento, como complemento expositivo del Museo Nacional de Cerámica y de las Artes Suntuarias “González Martí”, ubicado en el Palacio del Marqués de Dos Aguas”.

 

Han transcurrido muchos años desde que nuestra entidad puso en conocimiento de la Dirección General de Patrimonio Cultural Valenciano, del ayuntamiento de Valencia y del Ministerio de Cultura, el profundo y lamentable estado de conservación y mantenimiento del singular edificio, sin que se adopten las medidas legales oportunas ni por su legítimo y actual dueño ni por las instituciones competentes.

 

Iniciar conversaciones con el legítimo propietario del bien, es una labor urgente que deben acometer, conjunta y coordinadamente, la Generalitat, el ayuntamiento de Valencia y el Ministerio de Cultura, visto el estado ruinoso de tan extraordinario edificio.

 

Igualmente y dada la ausencia de medidas eficaces por parte de las tres instituciones competentes, en aras a lograr la total conservación y revalorización de la antigua fábrica de tejas y mayólicas la Ceramo, la entidad cívica Cercle Obert de Benicalap, estima conveniente que los diversos grupos parlamentarios del Congreso de los Diputados y de las Cortes Valencianas y el Síndic de Greuges, tengan pleno conocimiento del abandono y degradación y del intolerable comportamiento negligente demostrado por su propietario actual, que no ha sido objeto de sanción tal y como establece la Ley 4/1998, de 11 de junio, de la Generalitat, del Patrimonio Cultural Valenciano.

 

Es fundamental que el Congreso de los Diputados, el Síndic de Greuges y las Cortes Valencianas emprendan las actuaciones precisas para velar por la protección y conservación del patrimonio industrial valenciano en peligro, dado que el citado monumento lleva en situación de abandono la friolera de 20 años, sin que el ayuntamiento de Valencia, la Generalitat y el Ministerio de Cultura adopten medidas eficaces y que permitan la rehabilitación, conservación y uso didáctico y museístico, señalado en la propuesta efectuada por la Subdirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales en junio de 2009. Adjuntamos copia del documento elaborado por el Ministerio de Cultura y entregado a todas las instituciones valencianas a los efectos oportunos.

 

Valencia, a 27 de mayo de 2011

CERCLE OBERT DE BENICALAP

Read Full Post »

Mediante una carta dirigida a la alcaldesa de este municipio de L’Horta, la asociación cultural Cercle Obert de Benicalap ha solicitado la expropiación del chalet de veraneo que proyectó el arquitecto historicista José Manuel Cortina Pérez en 1918 y que fue construido entre ese año y el siguiente. Muy dado a incorporar elementos decorativos sugeridos por obras de carácter exótico, en esta casa aparecen yeserías inspiradas en la Alhambra de Granada, además de azulejos de corte neoárabe procedentes de la fábrica Hijos de Justo Vilar, ubicada en Manises, e inspirados de nuevo en la Alhambra y en el Alcázar de Sevilla. Otro de los aspectos que presenta un mayor interés es la verja que rodea todo el terreno, ideada por el propio arquitecto y con diseños medievales y modernistas como nota característica. El inmueble perteneció a la familia Giner-Cortina -era propiedad de la familia de la hermana del arquitecto- hasta 1984, año en que se vendió y comenzó su progresivo deterioro. Desde entonces ha sido expoliado y ha sufrido, al menos, un incendio.

Así, ante la voluntad de derribar por parte de su actual propietario, Cercle Obert ha pedido su expropiación. Han mandado una copia de la carta a la Dirección General de Patrimonio, al presidente de  la Generalitat Valenciana, al Consell Valencià de Cultura y a la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos de Valencia.

ESCRITO SOLICITANDO LA EXPROPIACIÓN DEL PALACETE MODERNISTA DE LA FAMILIA GINER

Read Full Post »

La activa asociación Cercle Obert nos envía este texto sobre el Casino del Americano, en Benicalap, elemento que no está en el inventario de la Dirección General de Patrimonio. Reproducimos dicho texto por su interés:

CASINO DEL AMERICANO, siglo XIX, también “Huerto de Burriel”.
Muestra de mansión de verano de los burgueses acomodados de Valencia que se construyeron a finales del siglo XIX y comienzos del XX en las poblaciones más próximas a la capital como Benicalap, Burjassot, Godella… siguiendo la línea ferroviaria, medio de comunicación que favoreció las segundas residencias. Su finalidad era la de proporcionar tranquilidad a los “señoritos” que buscaban el aire puro y la naturaleza de la huerta. Estas segundas residencias adoptarán varias morfologías según su emplazamiento o la riqueza de los propietarios. Tenemos el modelo de chalé, como los existentes al lado de la desaparecida estación de Benicalap o la avenida de Burjassot, más o menos integrados dentro del pueblo, pero siempre próximos a las estaciones; el modelo de gran casa urbana de varías alturas con jardín o patio y, por último, el modelo palacete o mansión, como es el caso del Casino del Americano entre otros, que consistían en una gran casa de esparcimiento rodeada por una gran parcela dedicada a jardín y protegida por una cerca. Solían estar un poco separadas de los núcleos de la población, aunque el crecimiento urbano las ha absorbido. La diferencia entre los últimos dos tipos podría desdibujarse en algunos casos pero no en el caso del Huerto de Burriel, que presenta una morfología típica de palacio.
Tenemos muy pocas noticias sobre esta construcción. Los más viejos de Benicalap, nacidos a principios de la década de 1920, no recuerdan más que a alguna familia de extranjeros que vivían en una casa aparte, pero no saben nada de los propietarios. En las guías de Valencia, se le conoce como el Huerto de Burriel, aunque los vecinos más antiguos le nombran el Casino del Americano, tal vez porque fue construida por un indiano.
El edificio está protegido, sin embargo, el total estado de abandono en que se encuentra y por estar actualmente “ocupado” previenen de su total pérdida.
Desde el año 2009 es propiedad del Ayuntamiento de Valencia, gracias a las presiones realizadas por nuestra entidad.
Texto: Cercle Obert de Benicalap
Junto a esta foto que nos envían para ilustrar el artículo sobre el Casino del Americano, hemos querido añadir este pequeño texto, a cargo de Iván Esbrí, sobre el antiguo Apeadero de Benicalap:
El Baixador de Benicalap va ser inagurat el 12 de març de 1944 i prestava servei a les primitives línies de València a Llíria i Bétera del Trenet. Era d’un disseny molt senzill: planta rectangular amb sotre a un aigua i teula àrab pel que respecta a la porxada amb bancs correguts d’obra, a la qual s’accedia per mig d’un parell d’escalons, i planta rodona, baix -on estaven les taquilles-, primer pis -on es situaven el comandaments del pas a nivell i sostre a sis aigües amb teula àrab pel que fa a la torreta. Les andanes es situaven paral·leles a les víes, marcant la lleugera corva que hi fan, mentrés que l’Estacioneta quedava recta a l’Avinguda Burjassot.
A la foto la tenim retratada als últims anys de servei (1988-89), amb FGV ja gestionant els ferrocarrils de via estreta valencians, en un estat molt deixat de conservació, a l’antiga L4 Ademuz-Pont de Fusta-El Grau (fruït de la fusió de la vella línia del Grau amb el tram deixat per les línies de Llíria i Bétera arrel el seu soterrament i reconversió en Metro en octubre de 1988). També vegem una de les 10 composicions sèrie 3400 “Belga” assignades en la L4, prestant també els seues darrers serveis.
L’Estació de Benicalap va ser tombada, com un bon nombre d’estacionetes del Trenet, en febrer de 1990, un mes després de tancar-se la L4 per iniciar les obres de l’actual tramvia, un fet incorregible del què hui s’hauríem de penedir perquè, el Baixador, ara podia haver estat perfectament integrat a la plaçeta que hi ha al seu lloc. L’actual parada de Benicalap (exMondúver) del tramvia es troba tot just a l’altra banda del pas a nivell, junt La Ceramo.
Si algú vol veure un edifici similar a aquest desapergut, pot anar als Baixadors de Fuente del Jarro, Font Almaguer, Carolines, Sant Isidre (no l’actual sinó un que queda dintre dels terrenys dels Tallers de València Sud de la L1) o a la Torreta de Guardabarreres de Godella, recentment declarada Bé de Rellevància Local.

Fonts:

-Foto: Cercle Obert.
-ALCAIDE, R. (1998): El Trenet de València, ed. Lluís Prieto, Barcelona.

Read Full Post »

(Foto: Dirección General de Patrimonio)

Las Provincias publica hoy la denuncia de la asociación Cercle Obert por el estado de deterioro de La Ceramo. Edificio con un interés innegable, esta asociación que, por cierto, está ubicada en el mismo barrio que la fábrica, el de Benicalap, lleva años denunciando su abandono y reclamando un uso social para los vecinos de la zona, tiempo en que el Ayuntamiento ha hecho oídos sordos. Al final acabará como tantas otras instalaciones fabriles de la ciudad de Valencia, arrasada para construir adosados (véase el artículo publicado en este blog el 28 de agosto sobre Bombas Gens). Y es que el Ayuntamiento de esta ciudad, cuando se trata de especular y de sacar beneficio rápido, es igual de veloz expropiando y recalificando, pero cuando tenemos que conservar algo… ahí ya cambia la actitud.

Reproducimos a continuación un texto, que elaboró la autora de este mismo artículo para la Dirección General de Patrimonio, sobre la historia y la importancia de esta fábrica:

En 1885 los señores Ros y Urgell crearon una fábrica dedicada a la realización de cerámica, fundamentalmente de reflejo metálico, la técnica de la cual adquirieron a Bautista Casañ de Manises. Así, comenzó una de las aventuras industriales dentro del sector cerámico valenciano con más fortuna, ya que La Ceramo adquirió un fuerte protagonismo en cuanto a la restauración de la técnica de reflejo metálico dentro del movimiento historicista en arquitectura. Situada en el barrio de Benicalap de la ciudad de Valencia, la arquitectura de este inmueble debía de ser impactante para el momento, teniendo en el momento de su construcción una fisonomía similar a la que contemplamos en la actualidad y sin los edificios que la rodean ahora. La producción de reflejo metálico de esta fábrica fue una de las que más prestigio alcanzó a lo largo del siglo XX, saliendo de sus hornos las piezas que más se asemejan a la obra dorada medieval de Manises conservada en museos de todo el mundo. Esta preocupación por la consecución de la máxima fidelidad en las reproducciones tuvo su máximo artífice en José Ros Ferrandis (Valencia 1901-1981), nieto del fundador. Pero fue el propio fundador, José Ros Furió (?-1928) quien protagonizó el periodo más creativo de La Ceramo. Y es que, además de las reproducciones de cerámica hispano árabe u otras más eclécticas -con las que consiguieron grandes éxitos en las exposiciones internacionales- también colaboraron con diversos arquitectos y maestros de obra para la realización de gran parte de los relieves, algunos de ellos de reflejo metálico, que se emplearon en algunos de los edificios más interesantes construidos en Valencia entre 1880 y 1920, como la Estación del Norte. La Ceramo ha continuado hasta 1992 realizando piezas de reflejo metálico con una depurada técnica, que sigue todas las fases del procedimiento tradicional, mantenida tras la muerte de José Ros Ferrandis, gracias a su hija Pilar Ros y, desde 1989 a los últimos propietarios, sobre todo a Alfonso Pastor, profesor de cerámica en la Escuela de Cerámica de Manises. Al cerrarse La Ceramo en 1992, tres de sus trabajadores crearon en Alfarb un taller llamado Terraç que continúa utilizando las técnicas de cocción de la fábrica original, realizando piezas de reflejo metálico, lo cual es posible, entre otras cosas, por la utilización de romero en la tercera cocción.

Read Full Post »


Antiguo caserío situado entre la calle Castán Tobeñas y el paseo de la Petxina, en la ciudad de Valencia, la alquería de Julià fue edificada en el siglo XVII y se conoce también como Huerto de Julià. El conjunto constaba de un edificio y un jardín inmediato a la vivienda, tras el cual había una terraza y, a continuación, un huerto. De todo ello sólo se conserva la alquería, la cual consta de planta baja, primer piso y una torre de dos alturas. Se ha utilizado como colegio público (época a la que pertenece esta imagen) y en la actualidad está declarada Bien de Interés Cultural por el Consell de la Generalitat Valenciana. Últimamente ha vuelto a ser noticia porque Bancaja, su actual propietaria, ha ofrecido al consistorio municipal la posibilidad de realizar una permuta del edificio. A continuación reproducimos la noticia aparecida en el diario Levante-EMV el día 18 de septiembre:

Bancaja ofrece al ayuntamiento permutar la alquería Julia

H. G. VALENCIA
Un representante de Bancaja, el portavoz de Cercle Obert, Antonio Marín, y el arquitecto y restaurador Miguel del Rey visitaron el jueves la alquería Julia, uno de los Bienes de Interés Cultural más olvidados y desconocidos de la ciudad, con objeto de comprobar el estado del inmueble, cerrado desde hace años.
El edificio se encuentran en la calle Castán Tobeñas, en el barrio de Nou Moles, y fue usado durante años como colegio público (C. P. Santa Barbara). Bancaja, según informó Cercle Obert, está interesada en permutar la alquería al ayuntamiento a cambio de que el edificio se destine a fines socio-culturales tal como establece la ley de cajas.
Para Cercle Obert, la fórmula de la permuta es “aceptable” pero resulta imprescindible lograr la financiación para rehabilitar el inmueble. El ayuntamiento tiene un largo listado de bienes históricos pendientes de expropiar para equipamientos públicos.
El arquitecto Miguel del Rey, uno de los principales expertos en recuperación de alquerías, aseguró que el edificio de Nou Moles es “interesantísimo” y está en “relativo buen estado”. Las intervenciones realizadas en el interior para habilitar las aulas y el laboratorio en la época que funcionó como colegio “han afectado mucho” pero “la estructura está bien”.
La alquería Julia, de estilo tardoherreriano, destaca por su portada barroca y su jardín, aún fragmentado, es uno de los pocos ejemplos de huerto valenciano histórico que quedan en la ciudad. El jardín, cuya construcción es anterior a la del jardín de Monforte, conserva trazas del siglo XVIII y la bajada del desaparecido embarcadero. La cancha de baloncesto que se hizo en el jardín dio al traste con buena parte de la trama.
La alquería Julia, que en la actualidad usa para ensayar un grupo de danza tradicional, está cargada de simbolismo y fue testigo de hechos históricos. En la azotea de la torre mirador estuvo el mariscal napoleónico Suchet, luego Duque de la Albufera, dirigiendo el ataque para la ocupación de Valencia.
En 1837, el pretendiente Don Carlos contemplaba desde la torre la ciudad inalcanzable que sus tropas no llegarían a tomar.
En 1840, Isabel II pasó allí la noche del 17 octubre cuando en el palacio de Cervelló se producía la renuncia al poder de la reina María Cristina. Según la tradición, Vicente Ferrer predicó junto a la encina del huerta.


Read Full Post »

La desvergüenza del Ayuntamiento de Valencia no parece tener fin. Desde nuestra asociación pensamos que la época actual pasará a la historia como la más irrespetuosa y destructora del patrimonio histórico de todos los valencianos en nombre de la especulación y de unos cuantos que, como ya dijeron hace mucho, estaban en política para forrarse. Más claro el agua.

Hoy aparece en el diario Levante-EMV la denuncia de la asociación Cercle Obert según la cual parece que en los terrenos de la antigua fábrica de bombas hidráulicas Gens se van a edificar… adosados (!!!!!!!). Previo derribo del conjunto fabril, claro está.

Este hecho, sin sentido ni razón de ser, es el último de una serie de continuos atentados contra nuestra historia, contra el legado de nuestros antepasados y contra aquello que deberíamos estar orgullosos de que nuestros descendientes puedan conocer. ¿Chalets adosados de lujo? ¿estaremos orgullosos de haber destruido un pedazo de nuestra vida para que cuatro pijos presuman de vivir en un chalet en plena ciudad? ¿es ése el futuro que queremos? No, si con la Fórmula 1 y la ópera, sueldos estratosféricos incluidos de sus directivos, ya tenemos bastante… pero ¿es que alguien recordará eso dentro de 50 o 100 años? Los eventos pasan, nuestro legado patrimonial queda y eso es lo que deberíamos proteger y luchar por mantener. Seguiremos con el tema, porque esto no ha terminado.

Read Full Post »